TODO SOBRE EL MANTRA OM

TODO SOBRE EL MANTRA OM

Posiblemente, alguna vez te hayas preguntado qué significa el mantra Om, que tantas veces has escuchado en tu práctica de Yoga.

En este artículo te vamos a resolver todas tus dudas.

¿Qué significa el Mantra Om? ¿Cuál es su origen?

El mantra Om se define como “la semilla”, el origen de todos los sonidos y palabras. Se canta en las clases de yoga para conectar con el yo superior, el universo y profundizar en la meditación. 

Para los hinduistas y budistas el mantra Om es un sonido sagrado. Es considerado la vibración cósmica, el sonido original de la creación del universo que abarca todos los demás sonidos dentro de él.

Aunque el término está vinculado a la cultura india, el budismo, el hinduismo y el jainismo, el canto om es una práctica espiritual que trasciende la cultura y la religión

Se pronuncia a través de los sonidos OM como AUM. Este último se desglosa en las sílabas A, U, M. 

A: El primer sonido del om es "A," pronunciado "ah." 

U: "U" u "oo" es una continuación natural del sonido que comienza con "ah." 

M: El sonido "M" se hace sellando los labios para completar la parte oral del mantra.

Según los Vedas, un conjunto de antiguas escrituras hindúes, el silencio después de la "M" en om se conoce como Anahata Nada o "silencio puro." Algunas enseñanzas definen esta parte como algo más allá del sonido o la comprensión verbal, mientras que otras afirman que representa un estado pacífico de conciencia.

La palabra mantra viene de MANS (mente) y TRA (liberación). Los mantras se consideran palabras sagradas sonoras que sirven de apoyo para lograr una meditación y relajación más profunda o invocar a lo divino.

Por qué se canta en las clases de Yoga

Si alguna vez has hecho una clase de yoga (online o presencial), te habrás dado cuenta de que al inicio o al final (o en ambos) se canta el mantra Om. 

Los yoguis cantan Om para comenzar o terminar una práctica de yoga, y es común repetir el sonido juntos al final de la clase entre una y tres veces. 

Al recitar este sonido universal conectas con el presente, con el aquí y el ahora. 

El mantra Om conecta al ser único, individual, con todos los seres.

Lo puedes recitar con los ojos cerrados, concentrándote en el punto entre las cejas (Anja chakra) para profundizar en la meditación y mejorar la calidad de esta.  Tus manos pueden estar situadas en forma de rezo frente al pecho o bien colocarlas en chi mudra (dedo índice y dedo pulgar tocándose) sobre tus rodillas.

Este sonido sagrado también armoniza y ayuda físicamente a tu cuerpo. Equilibrando el sistema nervioso a través de las vibraciones creadas por el sonido.

Es una forma de entrar en un ambiente de paz mental y tiene un efecto meditativo que sirve también para combatir ansiedades, situaciones de estrés o frustración.

Cuáles son los beneficios de recitar el mantra Om

Como te hemos ido contando, recitar el mantra Om tiene muchos beneficios, tanto a nivel mental como físico.

Tras numerosos estudios científicos se ha comprobado que entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

Canta el mantra Om antes o después de tu práctica de yoga y ¡cuéntanos cómo te sientes! ¿Realizas el saludo Namasté al finalizar tus clases? Aprende el significado de Namasté.

Si todavía no te has suscrito y te gustaría empezar a meditar, a practicar yoga o bien a profundizar y disfrutar de todos los beneficios del yoga, ¡aquí te invitamos a hacerlo!

POSTURAS DE YOGA FÁCILES CON LAS QUE TODOS PODEMOS COMENZAR

¿Estás pensando en empezar a practicar Yoga?

¡Buena idea!

En este artículo ponemos a tu disposición cuáles son las posturas para principiantes

Si no sabes por dónde empezar, no te agobies, aquí te damos las claves para que practiques todas las principales posturas de yoga desde cero.

Porque no te olvides de que todos empezamos siempre desde ahí.

¡La clave son la constancia y las ganas!

Postura del Árbol o Vriksasana

Paso 1. Comienza de pie, con las piernas estiradas. Activa tus pies y “enraízalos al suelo”.

Paso 2. Desplaza tu peso al pie derecho manteniendo la espalda estirada y alargando tu columna hacia el cielo.

Paso 3. Eleva tu pierna izquierda a la vez que flexionas la rodilla y con tus manos ve al encuentro del pie.

Paso 4. Apoya la planta del pie izquierdo en tu abductor derecho. Y coloca el pie en línea con la pierna.

Paso 5. Alinea caderas y rodilla. Bascula las caderas y lleva la rodilla hacia detrás (evitando así que se adelante demasiado).

Paso 6. Continúa alargando la columna, llevando el abdomen y glúteos hacia dentro. 

Paso 7. Coloca las palmas de las manos juntas en frente del pecho en forma de rezo. Mira a un punto fijo y mantén el equilibrio.

Paso 8. Inhala y exhala de forma consciente y pausada. Trata de hacer respiraciones completas. Y si quieres puedes probar a cerrar los ojos, imaginándote ese punto fijo en el infinito.

Paso 9. Baja de forma controlada y lenta la pierna. 

Paso 10. Repite todo el proceso con la pierna izquierda. 

Postura del Niño o Balasana

Paso 1. Ponte de rodillas, separándolas el ancho de tus caderas.

Paso 2. Junta los dedos gordos de los pies y lleva los glúteos sobre tus talones, alargando la espalda y dejando caer todo el peso sobre tus rodillas y talones. 

Paso 3. Apoya tu frente en el suelo. Y lleva tus brazos detrás de tu cuerpo, arriba de las plantas de tus pies. Relajando los hombros, el cuello y la cabeza.

Paso 4. Trata de regular la inhalación y la exhalación. Cada vez que inhales lleva el aire a tu columna y a tu espalda baja, y durante la exhalación relájate sobre tus rodillas. 

Postura del Guerrero I o Virabhadrasana I

Paso 1. Empieza de pie, activando los glúteos, basculando la cadera, alargando la columna y con los brazos cerca del cuerpo.

Paso 2. Flexiona tu pierna derecha 90º y lleva tu pierna izquierda detrás estirada. Apoyando el pie de detrás en el suelo si fuera posible (colócalo en diagonal).

Paso 3. Vuelve a bascular las caderas, llevando el abdomen y los glúteos hacia tu columna.

Paso 4. Alarga los brazos hacia arriba, con los codos estirados y apuntando con los dedos de las manos hacia el cielo.

Paso 5. Tu cuádriceps y abdomen han de estar activos. 

Paso 6. Cógete al suelo con los dedos de tus pies. Inhala y exhala de una forma consciente y pausada. 

Postura del Perro Boca Abajo o Adho Mukha Svanasana

Paso 1. Colócate en la plancha. Con tus manos a la anchura de los hombros y justo debajo de estos. 

Paso 2. Con las piernas y los brazos estirados empuja el suelo con las manos y lleva las caderas arriba y detrás. (si los talones no te llegan al suelo no pasa nada, lo importante es que mantengas las rodillas lo más estiradas posible).

Paso 3. Activa el abdomen en todo momento, inhala y exhala y deja relajado el cuello y la cabeza. Lleva la mirada a tus rodillas. 

Paso 4. Continuando empujando el suelo con las mano, alargando la columna y llevando los glúteos y las caderas hacia el cielo. 

Paso 5. Para salir de la postura puedes llevar las rodillas al suelo y quedarte en Balasana o postura dell Niño.

https://bluebamboostudio.com/wp-content/uploads/2022/05/Captura-de-pantalla-2022-05-03-a-las-11.45.16-600x397.png

Triángulo o Trikonasana

Paso 1. De pie, separa las piernas el doble del ancho de tus caderas.

Paso 2. Lleva tu pie derecho hacia la derecha y deja tu pie izquierdo perpendicular al derecho. 

Paso 3. Inhala y alarga tu torso hacia la derecha. Exhala y desliza tu mano derecha por tu pierna derecha. Estirando el brazo y alargando el brazo izquierdo hacia el cielo (no es necesario que llegues hasta abajo con la mano). Si quieres profundizar más en el estiramiento coloca el brazo izquierdo estirado al lado de tu oreja.

Paso 4. Inhala y exhala e intenta que la cadera izquierda no se te adelante. Trata de llevar la cadera izquierda hacia detrás y la derecha hacia delante. 

Paso 5. Cógete bien al suelo con los dedos y las plantas de tus pies.

Paso 6. Para salir de la postura activa tu abdomen y sube. 

Paso 7. Repite el mismo proceso pero ahora con la otra pierna.

Postura del III Guerrero o Virabhadrasana III

Paso 1. Lo mejor es que partas del I Guerrero (te la explicamos arriba).

Paso 2. Desplaza el peso lentamente hacia la pierna que tienes delante. Activando el abdomen, los glúteos y los brazos.

Paso 4. Eleva la pierna que tienes detrás estirando la rodilla y activando el pie, puedes flexionarlo o dejarlo en punta. 

Paso 5. Estira y alarga los brazos hacia delante, y estira y alarga la pierna hacia detrás. Buscando el balance. 

Paso 6. Inhala y exhala. Trata de mantener tus hombros, la columna y las caderas a la misma altura.

Paso 7. Sal de la postura llevando el peso hacia detrás y volviendo al I Guerrero. Para después cerrar las piernas y mantenerte en la postura de pie con los pies juntos. 

Paso 8. Empieza esa misma secuencia pero con la otra pierna.

Postura del Plano Lateral Inclinado o Vasisthasana

Paso 1. Colócate en la plancha. Con las manos situadas a la anchura de los hombros, el abdomen y glúteos activos, las piernas estiradas y apoyando los dedos de los pies.

Paso 2. Desplaza el peso del cuerpo hacia el lateral derecho, dejando como base el borde exterior del pie derecho apoyado en el suelo y colocando arriba el pie izquierdo. A la vez que centras la mano o el antebrazo derecho en el suelo.

Paso 3. Sube las caderas y no dejes que caigan. Para ello activa el abdomen, mantén las piernas estiradas y sujétate con fuerza con la mano o el antebrazo derecho.

Paso 4. Eleva el brazo izquierdo estirado hacia el cielo, alarga y deja que la mano izquierda quede en línea con el hombro. Abre el pecho, activate y aleja los hombros de las orejas. 

Paso 5. Realiza el mismo proceso pero con la otra pierna.

Postura de la Media Paloma o Eka Pada Rajakapotasana 

Paso 1. Siéntate sobre el mat, coloca la pierna derecha flexionada delante de la pelvis. Flexionando el pie para proteger la rodilla y alineando el talón del pie derecho con la rodilla de la pierna derecha. 

Paso 2. Estira o bien deja relajada detrás la pierna izquierda. Intenta llevar la cadera izquierda hacia el suelo. Metiendo el abdomen hacia dentro y alargando los brazos hacia delante y hacia lejos.

Paso 3. Deja caer la cabeza sobre la esterilla. Relaja el cuello. 

Paso 4. Inhala alarga los brazos y estira activamente todo el cuerpo (glúteo derecho incluido), exhala intentando relajar el punto que sientas con más tensión en tu cuerpo en ese momento.

Paso 5. Poco a poco incorpórate y repite la misma secuencia pero con la otra pierna.

Si te animas a probarlas, ¡cuéntanos qué tal!

Además, si no estás suscrito a nuestras clases de yoga, movilidad y meditación online, ¡te invitamos a hacerlo aquí

PROGRAMAS DE YOGA Y MOVILIDAD ONLINE

DESCUBRE, ESCOGE Y PRACTICA CON LOS NUEVOS PROGRAMAS DE YOGA Y MOVILIDAD ONLINE QUE HEMOS HECHO PARA TI, PARA AYUDARTE A CREAR TU PROPIA RUTINA DE AUTOCUIDADO.

Sabemos que a veces vas perdido o perdida en tu rutina de yoga o deporte semanal. Que no sabes bien cómo organizar tu semana, porque quieres trabajar todo el cuerpo, ganar fuerza, elasticidad y movimiento, pero no sabes por donde empezar, que rutina seguir, o que clases hacer para poder lograr tus objetivos. 

Incluso sabemos que a veces no sabes que objetivos fijarte para esa semana o mes concreto. 

Por eso hemos creado una sección nueva en Blue Bamboo “PROGRAMAS”.

Los programas de yoga y movilidad online han sido creados para todos los que queréis retaros, superaros y seguir una rutina específica que te lleve a evolucionar en la práctica del yoga, los estiramientos y el movimiento del cuerpo.

Programas de 3, 4 y 5 días semanales en los que sentirás un verdadero progreso y evolución. Al convertir estas clases en un hábito de tu día a día, te obligarás a parar unos minutos al día, para hacer la clase que te toque, con nuevas posturas, nuevos movimientos, y lo mejor de todo, nuevos retos. Y esto sin duda te ayudará a sentirte muchísimo mejor no solo a nivel físico sino también a nivel mental.

¿Cómo empiezo?

Antes de empezar y elegir un programa piensa y reflexiona sobre las siguientes preguntas:

Después de resolver estas preguntas ya puedes ponerte manos a la obra. 

Escoge que es lo que quieres trabajar, full body (todo el cuerpo), flexibilidad, core, … o el tipo de clase que prefieres, Hatha, Hipopresivos, Ashtanga, Restaurativo, … Elige tu nivel y ahí encontrarás los programas perfectos, con las clases en las que trabajarás durante unos días todo lo que más desees.

Si eres principiante y te has iniciado en el mundo del yoga hace poco tiempo, incluso si practicas desde hace tiempo pero nadie se ha parado hasta día de hoy a explicarte las posturas y secuencias básicas del yoga, te recomendamos que comiences por los programas:

Empieza, por el principio, sin estrés y construye una buena base para evitar lesiones y posteriormente seguir sin problemas clases con secuencias de yoga más largas. 

Si eres intermedio o avanzado siéntete libre de combinar varios programas, por ejemplo uno de yoga intenso como “Bliss Hatha” para hacerlo por las mañanas, con clases desde 35 a 50 minutos, en el que trabajarás todo tu cuerpo. Y otro de yoga más suave como el programa “Déjalo Ir” para hacerlo por las tardes antes de cenar y relajar tu cuerpo después de un intenso día de trabajo, con clases de entre 30 y 40 minutos. 

Combinando el yoga y la movilidad, lograrás tener un cuerpo más fuerte, más flexible y cómo consecuencia un cuerpo sano.

Además relajarás la mente, desconectarás de la rutina y reconectarás contigo dedicándote unos minutos al día.

¡Porqué te mereces ese ratito para ti!