Despierta suave

Calentaremos el cuerpo por la mañana para dedicarle tiempo a despertarnos. Además, tendrás recursos para utilizar cualquier otro día otra mañana sin necesidad de hacer una hora de práctica. Elige el tiempo que necesites y puedas dedicar, ya sean 5 o 10 minutos . . .

Profundiza

Profundizaremos en ciertas posturas que normalmente no paramos en ellas. Recordaremos y refrescaremos prácticas anteriores para seguir avanzando y no quedarnos en lo superficial.

Profundicemos siendo conscientes de la postura en la que estamos. Intentando ir siempre un poquito más allá, poniendo una intención a tu práctica: ¿Por qué estás aquí? ¿Por qué estás haciendo yoga?

Muévete

. . .