Yoga prenatal

La barriga aumenta, tu cuerpo crece y se da de sí y eso genera molestias a medida que pasan los meses y el embarazo avanza: dolor en las lumbares, piernas hinchadas, te cuesta agacharte, notas fatiga, tienes el sueño alterado, nervios porque el parto se acerca, pero no sabes a ciencia cierta cuándo… (aunque esté programado, la naturaleza es impredecible).

Ahora mismo seguramente lo que más te preocupa es que todo salga bien.

El parto da respeto, a veces incluso miedo. A más preparada vayas, más tranquila y segura te sentirás. 

Y, sobre todo, más preparado estará tu cuerpo para llevar una vida dentro al final del embarazo, expulsarla y que todo vuelva a su sitio. 

Tus músculos estarán más fuertes para empujar, tu cuerpo más flexible para un posparto sin complicaciones y tu mente más despejada para el parto.

A más equilibrada todo irá mejor.

El estrés no es bueno ni para ti ni para el bebé.

(El contenido de este pack esta incluido en la suscripción anual. Con la suscripción anual podrás acceder a estas clases y todo nuestro contenido.)