POSTURAS INVERTIDAS EN YOGA

Si llevas tiempo entrenando tu cuerpo con yoga o con otra disciplina, y tienes cierto dominio de tu cuerpo, puedes hacer que se note logrando las posturas invertidas. Es una forma divertida de mejorar tu rendimiento.

Tengas 30, 40 o 60 años, puedes llegar a hacer invertidas subiendo poco a poco el nivel de complejidad. Desde las posturas invertidas más sencillas a las más intensas.

Si eres una persona que le gustan los retos y que consigue lo que se propone por cabezota, este pack también es ideal. También si te da rabia (de la sana) ver como a otras personas les salen las posturas invertidas y a ti todavía no.

 

¿Qué son las invertidas en yoga?

Las posturas invertidas en yoga son aquellas asanas en las que el corazón está por encima de la cabeza (qué bonito).

No es necesario hacer el pino, ni ponerse totalmente del revés. Hay posturas que son así. Sí. Pero también son invertidas las posturas de Perro Boca Abajo o el Puente, por ejemplo.

 

¿Cuáles son las posturas invertidas?

 

1/ Sirsasana

Primero, preparamos nuestros brazos para abrazar nuestra cabeza (no apoyarnos en ellos). Nos cogemos de los codos y, con la referencia de ese ancho, juntamos las manos. Apoyamos brazos en el suelo y colocamos la coronilla en el espacio. 

Subimos la cadera.

Andamos con los pies hacia nosotras. Si nos cuesta mucho, podemos quedarnos aquí y practicar hasta que consigamos avanzar en la postura. 

Subimos un talón al glúteo. Igual, si nos cuesta mucho, podemos quedarnos aquí y practicar hasta que consigamos avanzar en la postura. 

Subimos ambos talones al glúteo.

Y ya quedaría estirar y alinear piernas, caderas y tronco.

Deshaz la postura de la misma forma que la has montado. 

2/ Handstand

De estar en una postura de pie, pasamos a Perro Boca Abajo. 

Con las respiraciones, ponemos los pies en punta y metemos más el pecho.

Luego, pasamos a acercarnos un poco más. Aguantamos esta postura por 3 segundos, y nos relajamos. Cuando nos relajemos, mueve tus muñecas también. 

Utilizaremos un soporte para esta postura. 

Nos colocamos dándole la espalda. Pies de puntillas. Brazos bien colocados y bloqueados. 

Subimos una pierna.

Cuando tengamos las dos, tratamos de subir la cadera lo más arriba que podamos y alinearla con nuestro tronco. Brazos bien estirados. Respira en esta postura. Baja como has subido.

Volvemos a subir de la misma forma explicada con anterioridad. Pero ahora subimos una pierna. Bajo una pierna y pruebo con la otra. Todavía no las dos a la vez. Bajamos de la postura. 

Volvemos como hemos explicado anteriormente, pero esta vez tratando de subir las dos. Buscando el equilibrio y manteniendo la postura. 

 

4/ Pincha Mayurásana

Empezamos sentadas en el mat. 

Ponemos las manos y cabeza en el suelo y pies en punta. 

Subimos cadera arriba, piernas estiradas y tronco alineado, codos 90º.

Subimos los talones hacia los glúteos y apoyamos las rodillas en nuestros antebrazos. 

Empezamos a montar la cadera en línea con los hombros. 

Y estiramos piernas hacia arriba.

 

¿Cómo practicar las invertidas?

En Blue Bamboo, tenemos un pack impartido por Claudia Arias, formada en Ashtanga Yoga (Rishikesh, India) y en Vinyasa y Dharma Yoga (Barcelona).

Este pack de invertidas es un curso que te facilitará tus prácticas de yoga, ya que te facilita y te ofrece la oportunidad de poder hacer este tipo de posturas que nos invitan a dejar atrás los miedos.

 

VER PACK DE INVERTIDAS

X
A mi me gusta ahorrar dinero, ¿a ti te gusta?
Ahorra 80€

Suscríbete al plan anual y ahórrate 80 euros.

Tienes 15 días de garantía. Si no somos lo que buscabas, te devolveremos el dinero.