14 HÁBITOS DIARIOS PARA UNA VIDA SALUDABLE

Muchas veces caemos en dinámicas automáticas que pueden no llegar a ser lo más saludable. Es posible que quieras incorporar nuevos hábitos en tu vida, pero no sabes por dónde empezar. ¡No te preocupes! 

Aquí te dejamos 14 hábitos para que apliques en tu día a día y logres beneficios en tu vida como:. 

  1. Reducir estrés y ansiedad
  2. Sentirte mejor contigo mismo
  3. Conseguir dormir mejor
  4. Alimentarte mejor 
  5. Mejorar la movilidad de tu cuerpo
  • Hacer yoga, movilidad o stretching cada día aunque sean 10 minutos.

No hace falta que estés haciendo una hora de actividad física. La cosa está en hacer hábitos, ser constante y estar comprometido. Por eso decimos que aunque sean 10 minutos, siempre será mejor que ninguno. Y si haces más, perfecto. 

Esto nos ayudará a obtener mayor movilidad y flexibilidad, mejorar la respiración y a reducir el riesgo de problemas de corazón.

  • Beber agua, lo que el cuerpo te pida. Y si no te pide, intenta esforzarte.

¿Cuántas veces hemos escuchado que hay que beber entre 2 y 3 litros diarios de agua? Bueno, lo mejor es beber la cantidad de agua que mejor se ajuste a ti y a tu vida, si eres atleta, sedentario, haces actividad física o trabajas moviéndote mucho. 

Beber agua es muy importante para la limpieza del organismo, la lubricación de las articulaciones y ayuda a regular la temperatura. Además, evita el dolor de cabeza y la fatiga.

Lo mejor es beber entre comidas, y, concretamente, hasta media hora antes de comer para así mejorar la digestión de los alimentos. Hay nutricionistas que aconsejan no beber agua hasta pasado mínimo media hora de haber comido porque puede afectar a los jugos gástricos que tu cuerpo está creando para proceder a la digestión.

  • No mirar el móvil nada más despertarte. 

Una manía que tenemos muy arraigada es el coger el móvil una vez abrimos los ojos, eso es algo que nos puede definir el día según lo que vemos en la pantalla. Una forma de que el que decida sobre tu día seas tú, es empezarlo sin ninguna red social o mensajes. Empieza tu día, tómate tu té o café, visualiza cómo quieres que sea y cuando te sientas preparado/a, revisa tu teléfono móvil.

  • Dejar el móvil 1 hora antes de irse a la cama

Muchas o casi todas las noches nos vamos a dormir con el teléfono en la mano. Estamos con él todo el día. Prueba a dejarlo una hora antes de la hora de dormir, verás que notas cambios en cómo concilias el sueño. 

La luz que emiten los dispositivos hacen que nuestra mente no esté preparada para descansar ya que se siente activada. Esto interrumpe el proceso de la melatonina, la hormona encargada de regular el sueño.

Meditar antes de irte a la cama puede ayudarte a conciliar mejor y tener mejor calidad de sueño. De hecho, en Blue Bamboo tenemos un Curso de Dormir Mejor.

  • Echarse crema solar todos los días (incluso en los días nublados) 

Parece que no, pero la crema solar es vital. Sobre todo, aplicarla en la cara, que es la zona más expuesta y la más fina y vulnerable. Incluso los días nublados, ya que la radiación solar está presente en todo momento. 

Si te echas crema todos los días evita que tu piel se dañe por la acción de agentes externos, además que retrasa el envejecimiento de la piel, evita la aparición de manchas a causa de la exposición al sol, la hidrata y protege de los rayos UV/ UVB.

  • Meditar

Para llevar una vida más calmada y consciente, es dedicar en nuestro día un rato a meditar, respirar y tener un momento de paz completa en estos días en los que estamos tan ajetreados. Vivimos en una sociedad apurada que no tiene tiempo para nada. 

En Blue Bamboo tenemos varias clases cortas de Meditación para aquellas personas que no tienen tiempo, así puedan sacar como máximo 10 minutos de su tiempo y sentirse conectado consigo mismo.

  • Dedicar un momento de tu día a observar tu respiración 

Creemos que sabemos respirar, aunque debo decirte que no es así. Respiramos en automático, pero, ¿cómo es tu respiración? ¿Está tranquila, constante, agitada…? No solemos darle la importancia porque es algo que nos sale solo. 

Párate un momento, respira y analiza tu modo de respiración. Cierra los ojos y colócate una mano en el pecho y otra en el abdomen y descubre cuál es tu respiración, qué partes de tu cuerpo se hinchan al inhalar. Concéntrate en si respiras por la boca o por la nariz. Ya verás que simplemente con eso, logras una conexión con tu respiración y te podrás sentir más relajada y calmada.

  • Escribir tus emociones, pensamientos o ideas

Una forma de dejar salir lo que sentimos y darles lugar es la escritura. Cuando no sepas cómo expresarte, qué es lo que sientes o cómo organizar todos tus pensamientos, escribe. Al principio te parecerá raro, es cuestión de acostumbrarse. 

Un estudio de la Universidad de Auckland (2013) descubrió que recurrir a la escritura ayuda a gestionar nuestras emociones, evitar la depresión y reducir el estrés.

  • Salir a caminar al principio o final del día, te ayuda a tener la mente mucho más clara y organizar tus ideas

Caminar tanto como para empezar el día como para acabarlo es un muy buen hábito. Estás presente en tu paseo, solo tienes que concentrarte en eso. Verás que paz sientes al acabar y cómo afrontas las cosas de manera diferente después de hacerlo.

  • Comer intuitivamente en función de tus propios horarios 

No siempre lo ideal es comer a las horas establecidas, porque puede ser que esas no se ajusten bien a tu vida o a tu cuerpo. Adapta tus horarios de comidas a las que mejor te vengan y las que intuitivamente sientas. No comas por comer.

Lo principal aquí es conocer tu nivel de saciedad, escuchar a tu cuerpo cuando ya está lleno y no darle más por inercia. 

Esto nos llevará a tener mejor relación con la comida y a respetar nuestro cuerpo. Aprendes a comer según tus señales. Reduces el hambre emocional, esto es comer por estrés o por alguna emoción en concreta y no porque tengas hambre realmente. 

  • Tratar de que los alimentos que se consuman sean lo más naturales posibles (evitar ultraprocesados)

Lo mejor para llevar una vida saludable es tener en cuenta qué alimentos consumimos. Es por esto que recomendamos totalmente evitar el consumo de ultraprocesados, que son alimentos altos en azúcares, grasas totales y grasas saturadas, entre otros. 

El azúcar es un alimento muy adictivo, aunque podemos sustituirlo cuando nos entren ganas de algo dulce por frutas como el plátano, dátiles, melón, que nos dan ese sabor dulce. 

Si nuestra pasión es el chocolate, os recomendamos un chía pudding muy fácil de hacer:

  1. Leche vegetal: pocos ingredientes y no azúcares añadidos. 
  2. Chía. 
  3. Cacao Puro. 

Lo mezclamos todo y lo llevamos a la nevera unas horitas para tener un delicioso pudding que nos quitará el antojo.

  • Dedicar un tiempo específico del día a hacer algo que te haga feliz, por mínimo que sea.

Si tienes 5, 10 o 20 minutos libres en tu día, por pocos que sean, dedícalo a hacer algo que te apasione pero que siempre pospones por falta de tiempo. Ya sea dibujar, leer, hacer yoga, dar un paseo… lo que más te guste hacer a solas. 

Dedicarse tiempo a uno mismo hace que se mejore el bienestar general y con ello, mejoran tu relación con el entorno. La psicóloga ​​Shilagh Mirgain de la Universidad de Wisconsin comenta que el buscar ese tiempo para el bienestar personal reduce el estrés cotidiano. También, nos ayuda a mejorar nuestra creatividad, empatía y aumenta nuestra felicidad.

  • Tomar una infusión relajante antes de dormir para ayudar a conciliar mejor el sueño.

Vivimos en una sociedad de locos, de andar rápido y de vivir con estrés. A la hora de irnos a la cama es normal que nos cueste dormir. Por eso, es recomendable que tomemos infusiones relajantes (tilas, valeriana, manzanilla…) para preparar nuestro cuerpo para dormir. 

  • Agradecer al despertarnos y antes de dormir. Veremos las cosas positivas de nuestra vida. 

Cuando te despiertas y agradeces lo que tienes en la vida, empiezas el día de manera diferente. Agradecer es sinónimo de estar feliz con lo que uno tiene y da fuerzas para afrontar lo que venga en el día. Al igual que, a la noche después de un duro día, agradecer puede dar luz a las cosas buenas que han pasado en ese día y dejar a un lado las malas.

Esto nos ayuda a ser mucho más positivos, incrementa nuestra felicidad y bienestar, aumenta la fuerza mental y tus emociones pasan a ser más positivas.

Estos son los 14 hábitos saludables que te recomendamos. Si te apetece empezar a practicar Yoga te proponemos que pruebes 7 días GRATIS nuestra plataforma. Contamos con videos para nivel principiante y más avanzado. Prueba todos los beneficios del yoga.

¿Incorporarás alguno de estos hábitos? Te invitamos a unirte a Blue Bamboo y así puedas aprender sobre Yoga, Nutrición, Bienestar y sobre ti mismo. BB es un estilo de vida.

¿te ha gustado? ¡Comparte!
volver
crossmenu