QUÉ ES SAVASANA Y POR QUÉ NO PUEDES TERMINAR TU PRÁCTICA SIN HACERLA

savasana

El mundo yogui tiene un sin fin de variedades, escuelas y formas de practicarlo. Cada persona es un mundo y cada una necesita diferentes cosas. Pero casi siempre encontrarás posturas clave como Savasana o la postura del cadáver que no debe faltar en tu práctica. Por lo general la encontrarás en la parte final de la práctica, lo que se conoce como relajación. En el post anterior te contamos lo que son las asanas, hoy vamos más allá… 

Cada persona es un mundo y cada una necesita diferentes cosas

Te vamos a enseñar una de las posturas más importantes en una rutina de yoga, la as

El propósito de esta asana es integrar los beneficios de toda la sesión en una sola

ana Savasana. No debe faltar en tu práctica si quieres terminar la clase de forma relajada y mucho más conectada contigo misma y lo que te rodea. 

Vamos por partes, lo primero de todo es distinguir las distintas partes que se suelen encontrar en una rutina de yoga, lo habitual es el siguiente esquema: 

  • Secuencia de inicio para conectar la mente con el cuerpo y que todo fluya. Empezar sincronizando los movimientos con la respiración y concentrarse en la propia práctica de las asanas. 
  • Secuencia preparatoria subiendo la intensidad de los movimientos y las asanas para llegar al punto clave de la clase, la postura en torno a la que gira la rutina.
  • Secuencia de compensación para relajarte, soltar energía y sentirte en calma. 
  • Por último, el cierre donde se suele practicar la postura sobre la que vamos a hablar hoy, Savasana. Sobre todo juega un papel fundamental después de una clase de mucha actividad, así conseguirás equilibrar la parte activa y pasiva de la práctica. ¡Si quieres saber cómo se práctica y cuales son sus beneficios sigue leyendo! ¡Te contamos todo lo que necesitas saber!

Savasana es una postura perfecta para cerrar tu clase de yoga, es conocida como la postura del cadáver o en sánscrito Savasana como ya te hemos comentado. Aunque pueda parecer macabro el nombre de esta asana, tiene que ver con la posición en la que se realiza. Sobre la esterilla, tumbada con la cabeza centrada, el cuerpo alineado, las palmas hacia arriba y todos los músculos del cuerpo en máxima relajación. 

Si estás embaraza puedes practicar esta postura es recomendable apoyar la cabeza y el pecho sobre un cojín o almohada.

En una rutina ordinaria ocupa unos 10 minutos y es perfecta para cerrar cualquier clase ya que te permite relajarte y dejar tu actividad mental al mínimo. El propósito de esta asana es integrar los beneficios de toda la sesión en una sola posición, en la que debes concentrarte en relajarte y ser consciente de ti misma y lo que te rodea. Poco a poco notarás como cada parte de tu cuerpo se relaja y serás capaz de ser consciente de lo que significa esta postura y profundizarás en la misma. 

Además de todo lo que te hemos contado, esta postura tiene numerosos beneficios que notarás rápidamente y con el tiempo se convertirá en una de tus asanas favoritas. 

  • Relaja el cuerpo. 
  • Alivia el estrés y la ansiedad. 
  • Ayuda a reducir la presión arterial.
  • Es perfecta para mejorar el ciclo del sueño y el insomnio. 
  • Si sufres fatiga o dolores de cabeza te será de gran ayuda. 

Esta postura es perfecta para practicarla también por sí misma, en momentos de estrés o al iniciar o acabar el día, para empezar de una forma relajada y consciente o para dormir con total tranquilidad y mejorar tus ciclos de sueño e insomnio. ¡Si tienes problemas de sueño notarás sus beneficios!

Si estás pensando en practicar yoga online puedes probar nuestra Suscripción Namasté que incluye 5 días gratis.

¿te ha gustado? ¡Comparte!
volver
crossmenu